2013

por deboracastilloabajo

El 2013 se presenta ajetreado, al menos a nivel personal.

Para mí, empieza una nueva etapa como profesora de escritura creativa ya que inauguramos Vamos a contar mentiras, un proyecto de escuela que quiere, sobre todo, ser práctico.

Llevo un tiempo dando clases y hay alumnos que han presentado historias tan buenas, que da un poco de rabia saber que el mundo editorial no está por la labor de promocionarlas.

La idea de Vamos a contar mentiras es mantenernos pequeños—grupos de tres a seis personas—, empezar desde las bases dando a conocer los elementos de la técnica narrativa, trabajar un proyecto propio —novela o conjunto de relatos— de principio a fin y aunar esfuerzos, conectar entre sí a alumnos que compartan intereses, contactos y proyectos similares, y hacer un poco de ruido para atraer la atención de las editoriales abiertas a las nuevas voces que escriben en castellano y en catalán, y que no pretenden aprovecharse de las ganas de publicar de los noveles.

Me hace ilusión —que no es poca cosa teniendo en cuenta cómo está el patio—, y espero ser yo también una de las que logre durante el 2013 publicar de una puñetera vez.

Hace unos días publiqué en vamosacontarmentiras.net algunos de los cursos y las actividades de la nueva escuela, pero dios no me ha dado las habilidades de manejarme con los recursos que me ofrece la informática y todo resultó un poco desastre, así que Alejandra Oseguera —alumna de la escuela, periodista, columnista en http://dobleaire.wordpress.com y autora, entre otros deTú y yo coincidimos en la noche terrible, editado por el colectivo Nuestra Aparente Rendición—, me está echando una mano con ello. En enero, toda la información.

Que el 2013 sea mucho, mucho, mucho mejor para todos que el anterior.

Anuncios