VOLVER

por deboracastilloabajo

El día 30 de agosto mi amiga Alicia Sánchez, que gestiona la fantástica página En carne extraña https://www.facebook.com/pages/En-carne-extra%C3%B1a/389556534462226?fref=ts para todos los amantes de la buena literatura erótica, publicaba en su Facebook personal una foto en la que se veía la punta de una toalla y unas chanclas sobre lo que presumiblemente era la hierba de una piscina. El comentario que acompañaba la imagen era: “El fin del verano”.

Yo enseguida escribí un comentario: He llagado hoy de L’Estartit. ¡¡DEPRESIÓN!!

Ella no tardó en responder: Yo hoy también. ¡¡HUNDIMIENTO!!

Para mí, el año no empieza en enero. Supongo que es uno de los tics que tenemos los que nos dedicamos a la enseñanza, todo comienza en septiembre.

Y cada año que pasa -confieso mis pecados-, me cuesta más ponerme en marcha. Me da lástima saber que ya no dispondré de todas las horas que quiera para leer, escribir, dibujar, pasear, ir a la playa, quedar con los amigos a echar una cervecita sin horario, sin pensar en levantarse temprano al día siguiente…

Sin embargo, sé que, en cuanto vea a los alumnos, toda la pereza se esfumará. Los hay que se pasan todo el verano currando y llegan con sus escaletas de novela, o con un buen puñado de relatos. Los hay que no han hecho nada de nada. Pero todos llegan con ganas de empezar, con ideas en la cabeza, con curiosidad por saber cómo van los proyectos de los compañeros, de los profes.

También motiva la ilusión de los que por primera vez asisten a un curso de escritura y descubren las muchísimas posibilidades que tiene cada historia y las mil y una maneras que hay de contarla.

Esa es la mejor inyección de vitalidad que se puede pedir.

Empezamos el curso, desde la escuela os deseamos a todos los que escribís, seáis alumnos o no, lo mejor de lo mejor. Queremos ofreceros también, cualquiera de nuestros cursos para ayudaros a mejorar la técnica narrativa. Estamos convencidos de que el estilo de un escritor es único, su huella digital, lo que le distingue de cualquier otro narrador, pero también creemos que la técnica ayuda a conocer los elementos narrativos y por lo tanto amplía el abanico de recursos que el autor tiene para explicarse, para mostrar a sus personajes, para jugar con la intriga, con la información que muestra o, por el contrario, esconde al lector.

Toda la información de los cursos que empiezan en octubre en nuestra web

http://vamosacontarmentiras.net/

Y en nuestra página de Facebook

https://www.facebook.com/pages/Vamos-a-contar-mentiras/484585488274965?fref=ts

Bienvenidos.