MARIBEL

por deboracastilloabajo

Lo primero, disculparme. Ayer se me complicó el día y no me dio tiempo de acabar de escribir el post. Dicho esto, entro en materia.

Maribel es una de mis más antiguas alumnas. Hace ya tres años que tengo el placer de revisar sus textos y disfrutarlos. Escribe reflexiones, anécdotas, acerca de personajes ficticios o reales, sobre los paisajes que la acompañan en su día a día…  Sus textos ocupan apenas media hoja.

Como profesora de técnica narrativa, no siempre he estado en el mismo punto. Al principio era más talibana -herencia de mis profesores de técnica narrativa, que también lo eran-, e intentaba convencer a Maribel de que una historia solo podía ser considerada como tal si tenía principio, nudo y desenlace, si había arco de personaje… Así que insistía y la animaba a darle una vuelta más a sus micros y alargar sus historias. Les adjudicaba conflictos a sus personajes y le daba directrices para reescribir.

Maribel tomaba notas muy disciplinadamente y en la siguiente sesión volvía a presentar diez líneas de escritura. Es que yo me aburro si tengo que escribir cosas más largas, me decía. Y la novelera que yo soy, se hacía cruces.

Hoy por hoy, y a pesar de que sigo encontrándome a mí misma en la novela, me he hecho más sabia. Y por más sabia quiero decir respetuosa y admiradora del estilo propio de los que como yo, intentan explicarse como mejor se les da. Tengo que darle a Maribel las gracias por su terquedad. Por defender su estilo y su manera de contar lo que le interesa. Me ha convencido y convertido a su causa. Veo en sus reflexiones montones de historias contadas entre líneas. Me encanta todo lo que no está dicho y sin embargo está tan claro. Admiro la capacidad que tiene de provocar sensaciones con las palabras justas. Ni una más, ni una menos.

Por si alguno de vosotros quiere ver su trabajo -yo os lo recomiendo-, este es su blog:

relatoscostumbristas.blogsot.com.es

También ha publicado un libro con el mismo título, Relatos costumbristas, a través de la plataforma Bubok.

Para los que os enganchéis a sus relatos, la autora está trabajando en una segunda entrega.